¿Qué son las aguas residuales?


Las aguas residuales son aquellas aguas usadas de forma doméstica, urbana, industrial o agrícola y cuya calidad ha sido afectada. También son conocidas como aguas negras.

Distintas organizaciones mundiales han definido el concepto de las aguas residuales. Aquí algunas:

Según la FAO:

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) define a las aguas residuales como aquella que “no tiene valor inmediato para el fin para el que se utilizó ni para el propósito para el que se produjo debido a su calidad, cantidad o al momento en que se dispone de ella.”

Según la OMS:

Según un artículo publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) “las aguas residuales se consideran cada vez más como un recurso que proporciona agua y nutrientes seguros para la producción de alimentos con el fin de alimentar a las crecientes poblaciones urbanas.”

Para que las aguas residuales sean consideradas como un recurso seguro, la OMS resalta y exige:

  • Prácticas de gestión que garanticen que las aguas residuales sean suficientemente tratadas y reutilizadas en condiciones de salubridad.
  • Supervisión y reglamentación institucionales.
  • Campañas de información pública para informar a la población sobre el uso de las aguas residuales.

Según la ONU:

Según el Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos, considera que “el concepto de aguas residuales es en sí mismo una contradicción. Una vez que el agua ha sido utilizada, cualquiera sea el fin, no debería ser considerada algo ‘residual’.”

En otros idiomas se la llama, en forma literal, «agua utilizada» (eaux usées en francés), «agua de desperdicio» (wastewater en inglés) o «agua tras su uso» (Abwasser en alemán).